GANDIA SHORE

octubre 17, 2012

 

Valencia,17 de Octubre de 2012 | Actualizado a las 08:41 h.

 

 

José Antonio Burriel: “Gandia Shore no representa a la mayoría de los jóvenes”

El experto en asuntos sociales elogia la ‘vigilancia’ del Ayuntamiento de Gandia al reality de la MTV.

 

 

José Antonio Burriel, experto en violencia de género
Autor:
DCCV

 

El reality Gandia Shore sigue dando que hablar. En los últimos días, con el estreno del canal MTV, se ha podido comprobar el impacto que un programa sólo enfocado al entretenimiento puede tener en la sociedad española. Gandia Shore ya ha hecho historia en la MTV.

La versión española de Jersey Shore, sobre la convivencia de ochos jóvenes, ha sido el mejor estreno de la historia del canal y el mejor debut de la TDT desde el apagón analógico del año 2010. El contenido del programa es otra historia muy distinta al de su impacto tanto en la televisión como en las redes sociales. Frases como “mi corazón sólo es de una mujer pero mi polla es de todas” están creando una gran polémica.

¿Hay violencia de género aunque sea en las formas de los participantes? El tiempo lo dirá. En el plano político, la polémica está servida. La oposición en Gandia ha denunciado el daño que sufre la imagen de una ciudad que, entre otras áreas, vive del turismo. El Ayuntamiento de Gandia, gobernado por el PP de Arturo Torró, pidió que se desligara el nombre de la ciudad del programa. Sin embargo, considera que Gandia Shore perjudica, fundamentalmente, a la imagen de los jóvenes concursantes y no a la ciudad.

No obstante, el consistorio va a vigilar de cerca la evolución del programa. De hecho, la última hora indica que el alcalde Arturo Torró ha ordenado a la Policía Local  iniciar el expediente sancionador contra el concursante que orinó en la vía. En la instrucción de alcaldía se ordena la apertura del expediente, la averiguación de los datos del concursante, la petición de las imágenes a la MTV y, en consecuencia, que se le aplique el artículo 38 de la Ordenanza de Convivencia Cívica, lo que llevaría aparejado una sanción de 750 euros.

Arturo Torró ha señalado que Gandia “es una ciudad abierta y respetuosa, tolerante, donde la gente educada convive con sus vecinos”, por lo que “no se puede permitir ni a título particular ni mucho menos a través de la difusión de imágenes en la televisión, que haya gente que incumpla las más elementales normas de convivencia cívica”. Por ello, ha ordenado a la Policía Local a que identifique al concursante que orinó en la vía pública y se le aplique la sanción correspondiente.

Con todo este panorama, Diariocríticocv.com pregunta a su columnista, abogado y experto en asuntos sociales y violencia de género, José Antonio Burriel, sobre Gandia Shore:

– ¿Qué opina del impacto que está teniendo el programa?

Nada que extrañar dado la afición de los telespectadores por lo cutre, por el “chonismo” y por el sexo fácil. Cuando se pierden los valores más elementales, no se puede esperar otra cosa. Confío que, tras el estreno del cutre programa, la audiencia descienda, y lo haga porque se reflexione sobre  lo que es entretenimiento y lo que es pura bazofia.

– ¿Considera que perjudica a la imagen de Gandia? ¿Apoya la actuación del equipo de gobierno?

Llevo 26 años veraneando en Gandía y me siento gandiense y quienes vamos a veranear a Gandia disfrutamos de su maravillosa playa y del ambiente que respira entre las gentes de la ciudad. Unos cuantos cafres como los jóvenes que se han prestado al “jueguecito” o los creadores  del programa no pueden empañar la imagen de Gandia. Aún así, no me gusta que el nombre de Gandía se relacione con un programa como este. Alabo los intentos del alcalde de suprimir el nombre de la ciudad de ese programa, y espero que lo consiga. De todos modos, no esta de más cualquier intento que recuerde que Gandia es playa, ocio y diversión, sí, pero desde la convivencia y el respeto. 

-¿Se puede ver contenido que, de un modo u otro, puede afectar a la dignidad de, por ejemplo, las mujeres?

Por supuesto, de las mujeres y de los hombres. Cuando se presenta al ser humano, sea hombre y mujer, como una “cosa”, se atenta a su dignidad. Haría un llamamiento a los mas jóvenes -porque confío en que los adultos sabrán rechazar esos contenidos- para que no se dejen “fascinar” por una serie de comportamientos que en modo alguno representan a la grtan mayoría de nuestra juventud. Y, por supuesto, que en esos contenidos esta presente la violencia de género, que no es solamente golpes o insultos y vejaciones, también es tratamiento indigno de las mujeres cual si estas fueran tan solo “objetos” para el hombre. Y a mi me consta que al Ayuntamiento de Gandía le preocupa este tipo de comportamientos. De hecho el Ayuntamiento de Gandia está implicado, y lo estará todavía más en la lucha por erradicar la violencia de genero.

 

 

LEYES Y MUJERES

octubre 15, 2012

Hay que tener mucho cuidado a la hora de poner ejemplos o buscar unas cuantas palabras para componer una frase que llame la atención. A veces, casi sin darse cuenta, surgen del interior ideas y pensamientos, modos de ver la realidad. José Manuel Castelao, exdiputado del PPdeG,  ha presentado su dimisión como presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior sólo cuatro días después de su elección, tras la polémica que generaron unas palabras suyas en las que dijo que “las leyes son como las mujeres, están para violarlas”.

       Es evidente que si las leyes existen, están para ser cumplidas, respetadas. También es evidente que si las leyes existen pueden ser incumplidas “violadas”, sino que se lo digan a los delincuentes. Porque quien “viola las leyes” es un delincuente, tal cual.

       Las mujeres están para ser respetadas, como cualquier persona tenga la condición  genética que tenga. Y quien no respeta la condición de persona, atenta contra la condición humana. Y quien viola a una mujer, comete delito, es un delincuente. Y quien al pensar en las mujeres piensa que están ahí, fuera de nosotros, para ser violadas, es un delincuente potencial, tiene una estructura del pensamiento delictiva.

      Con otras palabras. Quien al pensar en las mujeres, las observa como seres para violar, esta considerando que las mujeres están al servicio del hombre, que son, en definitiva, “objeto” para el hombre, inferiores. Es decir, su estructura de pensamiento y de vida es machista.

     Que quieren que les diga, llevamos siglos en la sociedad viviendo esa estructura machista, en la palabra, en la obra, en el pensamiento. Que quieren que les  diga, esa es la razón –el pensamiento machista instalado hondamente en la sociedad-  que permite que la violencia sobre las mujeres siga estando presente entre nosotros; que, en voz alta repudie la violencia de genero, pero ni tienda la mano a la mujer maltratada, ni cree un entorno donde  el maltrato machista no tenga cabida, ni siga dando pasos hacia adelante para su erradicación.

 jose-antonio burrieñ

 

 

 

 

LA VIOLENCIA DE GENERO

octubre 15, 2012

Mi  experiencia en  el tratamiento de la violencia de género me hace insistir –una y otra vez, las que hagan falta- en dos temas. Por una parte, en la poca sensibilización de la sociedad ante la violencia machista sobre las mujeres; con la “boca pequeña” se condena, pero la estructura mental machista sigue en los individuos y en las personas, y en los pocos pasos decididos para ayudar a las mujeres victimas.

            Por otra parte, y es un corolario de lo dicho, en la incomprensión de lo que es la violencia machista sobre las mujeres; algo que conlleva no advertir las señales de alarma, no rechazar determinados actos por no considerar que sean delitos o lesiones la libertad y dignidad de las mujeres.

        La reforma del Código Penal introduce nuevos delitos que, directa o indirectamente, se  refieren a la violencia de género.

      Hostigamiento. Se castigaran con hasta dos años de prisión actos reiterados de acecho (llamadas telefónicas continuas) aunque no se produzca violencia. Este acecho u hostigamiento supone acoso, intimidación, amenaza, intento de domeñar la libertad de la mujer. Sin olvidar que, ese hostigamiento o acoso, suele ser uno de los medios que pone en acción el maltratador en su conducta y lesiva contra la libertad y dignidad de la mujer.

        Imágenes íntimas. Se penara con hasta un año de prisión la difusión no autorizada de grabaciones o imágenes intimas, aunque se obtengan con el consentimiento de la victima. Es posible que la mujer libremente acceda a grabar imágenes intimas –aunque también es posible que lo haga mediante el acoso o manipulación- Pero esa grabación  hecha no implica el consentimiento de su divulgación, mas bien todo lo contrario. Y el maltratador –no hay que olvidarlo- suele utilizar esas grabaciones tanto para seguir “dominando”, como venganza contra la mujer cuando esta decide romper y dar un paso hacia la libertad.

           O comprendemos, con mayor o menor profundidad lo que representa la violencia de género, o esa lacra contra los derechos de la mujer, seguirá entre nosotros.

 jose-antonio burriel

Elige vivir y una mano tendida

septiembre 24, 2012

Que la violencia de género contra la mujer es una violación de los derechos humanos, es evidente. Que la violencia machista contra la mujer en la relación de pareja no es amor, sino posesión, y  que es, asimismo, un delito penado en las leyes españolas es…¡claro como el agua clara!

 Y que en España tenemos una Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral  contra la Violencia de Genero  importante y pionera en el mundo en la lucha por erradicar la violencia de género en las relaciones de pareja, es otro hecho evidente y positivo. Una ley que exige reformar para evitar, por ejemplo, interpretaciones exageradas.Sin embargo, a veces confundimos algunas cosas. Y hay una cosa –evidenciada en el preámbulo de esa ley- que debe enmarcar todas las acciones: la protección a la mujer para que recuperar su dignidad y libertad.

Como estamos ante un delito publico –aunque en la mayoría de las ocasiones se comete en el espacio privado-, el conocimiento del delito debe llevar al agresor ante la autoridad judicial y a la mujer a su protección y recuperación integral.

¿Se valora justamente la situación en la que se encuentra la mujer victima de malos tratos? Porque la mujer victima de malos tratos es una victima especial: guarda silencio por temor; guarda silencio como protección de ella misma y de su familia; siente, profundamente, el fracaso de su proyecto de vida, algo que le lleva al silencio y a intentar con las pocas fuerzas que le quedan, salvar lo mas posible. Y ante ese panorama escucha una y otra vez: denuncia, si quieres elegir la vida, denuncia.

¿Qué hacer, como hacerlo? ¿A quien acudir? ¿Será comprendida? ¿Podrá recuperar su vida, su dignidad y su libertad? Quiere terminar con la pesadilla, quier volver a sentirse planamente persona, pero le asusta la denuncia y sus consecuencias, se siente sola a pesar de saber que la justicia le va a apoyar.

Y el proyecto europeo “Iceberg” –proyecto liderado por la Conselleria de Gobernación de la Generalitat Valenciana y calificad por la Comision Europea como el octavo mejor proyecto del programa Dphne- ha puesto en marcha una seria de medidas encaminadas a paliar la dificultades antes descritas: potenciando  la labor de los ciudadanos voluntarios –Coaliciones Locales- que tienden su mano en ayuda a las mujeres; un procedimiento llamado “Anuncia” que pretende tender esa mano a la mujer mediante el consejo ante la decisión que debe tomar y ante el paso al frente para acudir a la autoridad judicial. Podríamos decir: ante las señales de alerta, elige vivir y para ello acepta la mano tendida y la ayuda y el consejo y la compañía, no estarás sola.

Debo reconocer, y es real y profundo ese conocimiento, que no se han conseguido todos los resultados que se pretendían. Y ha sido asi porque no siempre la autoridad judicial ha entendido lo que se pretendía y ha querido asumir en solitario actuaciones y decisiones. Tampoco han entendido correctamente lo pretendido las autoridades policiales, mas interesadas en cumplir los expedientes y las estadísticas que en reintegrar plenamente a la mujer a la sociedad. Otro tanto habría que decir de los Servicios Sociales oficiales, quizás por querer ser los casi unicos protagonistas y no confiar en los ciudadanos. Dicho esto con el debido respeto y con los matices que habria que tener en cuenta.

Y estos motivos me llevan a insistir con energía en la necesaria especialización de todos aquellos que intervienen acerca de los malos tratos a la mujer. Una especialización verdadera, no unos cursillos o unas lecturas. ¡Solamente con esa especialización será posible “una nueva mirada sobre la violencia de genero”, una mirada que debe centrarse en la recuperación integral de la mujer, una recuperación que debe poner en marcha los derechos que la ley otorga a las mujeres victimas de violencia de genero, una puesta en marcha que debe iniciarse en el mismísimo momento que la mujer rompe su silencio, y no esperar a todo el tramite de la denuncia!

La criminología Nahibari Sánchez Herrero ha insistido en su blog sobre estos temas. Le doy las gracias por lo que dice. Y no tengo empacho alguno en afirmar que llevo años defendiendo lo que antes he escrito. Cuantos mas piensen y defiendan lo mismo, mas posibilidades de eficacia en la erradicación de la lacra de la violencia machista.

Ya se que, y lo hago deliberadamente, que me meto en un terreno que algunos pueden considerar resbaladizo. Ya se que los datos de la atención a las victimas por parte de los  servicios asistenciales especializados no constan en los expedientes judiciales. Sin embargo, hay algo que en el Informe el CGPJ me reconcome.

        La Ley señala taxativamente que las victimas de violencia de genero tienen unos derechos –información, asistencia jurídica, atención integral social y psicológica, etc.- ¿Se pusieron en marcha, es decir, se hicieron efectivos esos derechos, al menos se iniciaron? Y tengo claro que esos derechos deben de ser tutelados por los jueces, como cualqquier otro derecho. No estaría de mas, ni mucho menos, que en los expedientes judiciales por violencia de género constara la puesta en marcha de esos derechos. Sabríamos a que atenernos y, en su caso, se podrían exigir responsabilidades.

        En el caso de las victimas  mortales que interpusieron denuncia -16 de 62 victimas-, 11 pidieron orden de protección: y un 37% de las que el agresor tenía orden de alejamiento volvieron a convivir libremente.

        Y llegan las preguntas. ¿Se le explico claramente el riesgo que podían correr al reanudar la convivencia? ¿Se les atendió sicológicamente en ese aspecto? No estoy diciendo, lejos de mi intención, que esa falta de atención social y psicológica influyera en el asesinato. La libertad de la mujer es elemento a tener en cuenta y respetar.

        Estoy señalando algo que, desgraciadamente, se olvida o se obvia con frecuencia: la atención integral a las victimas es el núcleo esencial de la Ley Integral. Y la atención a las victimas no se circunscribe únicamente en órdenes de alejamiento o en sentencias: ¡hay que poner todos los medios previstos en las leyes para la recuperación total de la mujer maltratada!

 

JOSE-ANTONIO BURRIEL

 

Ya se que, y lo hago deliberadamente, que me meto en un terreno que algunos pueden considerar resbaladizo. Ya se que los datos de la atención a las victimas por parte de los  servicios asistenciales especializados no constan en los expedientes judiciales. Sin embargo, hay algo que en el Informe el CGPJ me reconcome.

        La Ley señala taxativamente que las victimas de violencia de genero tienen unos derechos –información, asistencia jurídica, atención integral social y psicológica, etc.- ¿Se pusieron en marcha, es decir, se hicieron efectivos esos derechos, al menos se iniciaron? Y tengo claro que esos derechos deben de ser tutelados por los jueces, como cualqquier otro derecho. No estaría de mas, ni mucho menos, que en los expedientes judiciales por violencia de género constara la puesta en marcha de esos derechos. Sabríamos a que atenernos y, en su caso, se podrían exigir responsabilidades.

        En el caso de las victimas  mortales que interpusieron denuncia -16 de 62 victimas-, 11 pidieron orden de protección: y un 37% de las que el agresor tenía orden de alejamiento volvieron a convivir libremente.

        Y llegan las preguntas. ¿Se le explico claramente el riesgo que podían correr al reanudar la convivencia? ¿Se les atendió sicológicamente en ese aspecto? No estoy diciendo, lejos de mi intención, que esa falta de atención social y psicológica influyera en el asesinato. La libertad de la mujer es elemento a tener en cuenta y respetar.

        Estoy señalando algo que, desgraciadamente, se olvida o se obvia con frecuencia: la atención integral a las victimas es el núcleo esencial de la Ley Integral. Y la atención a las victimas no se circunscribe únicamente en órdenes de alejamiento o en sentencias: ¡hay que poner todos los medios previstos en las leyes para la recuperación total de la mujer maltratada!

JOSE-ANTONIO BURRIEL

 

       “Resulta dificultoso incorporar y resumir en unos folios los antecedentes de violencia denunciados que precederán al resultado de muerte así como los primeros síntomas, las primeras manifestaciones ejecutivas de violencia, su evolución, y circunstancias. Por eso, las denuncias que se extractan seguidamente, salvo algunas loables excepciones, en función, básicamente, de la especial sensibilización del o de la agente de policía o del abogado o abogada que asistía la víctima, difícilmente incorporarán todas las manifestaciones de violencia vividas. Ello evidencia la necesidad de ofrecer a las denunciantes, tanto en sede policial como judicial, un espacio idóneo y una dedicación suficiente para poder reflejar los matices más importantes de sus vivencias traumáticas así como los hechos y el clima de vida  soportados, y ser atendidas por personal especializado y formado para la adecuada atención a la víctima en todas las fases del procedimiento, desde la interposición de la denuncia”

    Soy un “pesado”, lo se. Pero también soy plenamente consciente de la importancia del tema: solamente con la adecuada sensibilización y con la necesaria especialización en el tema de la violencia de genero –agentes policiales, operadores jurídicos, servicios asistenciales, operadores judiciales, etc.- será posible la ayuda a la mujer maltratada; solamente con la sensibilización y especialización será posible que las mujeres victimas de malos tratos confíen en la efectividad de la denuncia y de la acción judicial. Y esa sensibilización y especialización solamente se consigue con formación, y con formación impartida por verdaderos expertos en la materia. Lean, por favor, el párrafo transcrito del Informe del CGPJ y saquen sus conclusiones.

    Con la debida especialización quizás las valoraciones de riesgo de las 16 mujeres que denunciaron ante de ser asesinadas hubieran sido mas correctas o se hubieran llevado a cabo. No quiero decir con esto que una valoración de riesgo imperfecta o inexistente fuera elemento esencial de la posterior muerte. Quiero decir que la especialización asegura una valoración de riesgo adecuada. Por cierto, ¿Cuándo los órganos judiciales van a tener en cuenta para la valoración de riesgo no solamente el informe judicial protocolizaado, sino tambien lo que puedan aportar otras fuentes cercanas –abogado de la victima, testigos, Servicios de asistencia social, etc.?

JOSE-ANTONIO BURRIEL

 

       El Consejo General del Poder Judicial ha presentado el Informe sobre Victimas Mortales 2011. Un informe mas completo que otros años y con varias cosas que llaman la atención.

        Con respecto a las denuncias presentadas por las que después fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, el informe afirma: “Los hechos denunciados por las propias víctimas pueden hacer pensar que no revisten mayor gravedad o peligro para la integridad física de la mujer, pero todas ellas fueron víctimas de muerte violenta. Los hechos puntuales referidos por las víctimas en el momento de interponer la denuncia si no son entendidos como muestra de un contexto de subordinación pueden llevar a su minimización y en consecuencia a una valoración que no reviste mayor riesgo para la víctima. A pesar de la dificultad para expresar en las declaraciones de las

víctimas ese contexto de subordinación en el que están inmersas, ellas enfatizan que las amenazas se producen para evitar la separación o el fin de la relación ya anunciada por la mujer y en otros casos refieren represalias por desafiar a la autoridad masculina. Se puede apreciar en el resumen que se ha realizado de los expedientes judiciales que obran como antecedentes de cada víctima mortal que interpuso denuncia”

     Tales consideraciones ponen de relieve algo que el CGPJ afirma en su informe en diversos apartados y que no me canso, ni me cansare, de repetir: es necesaria, y urgente, una mayor especialización de quienes asisten a la mujer maltratada. Sin esa especialización –Policía Local, Guardia Civil, Policía Nacional- las denuncias no  presentaran ante el órgano judicial todos los elementos que configuran la violencia de género y que permiten apreciar el riesgo que corre la victima.

     Lo siento pero voy a ser repetido: hay que poner el centro de atención en la victima y no en rellenar simplemente un formulario. Y ese centro de atención requiere, entre otras cosas, conocer la complejidad de la violencia de género y sus efectos sobre la mujer. Y, por supuesto, creer a la mujer. No se debe olvidar algo que repito en todos los cursos de formación sobre violencia de genero en los que participo: “Solamente se ve lo que se mira, y solo se mira lo que se tiene en la mente” (Bertillon) 

JOSE-ANTONIO BURRIEL

DOS ASESINATOS MACHISTAS

junio 23, 2012

Alicante: una mujer asesinada por su pareja; habia denunciado, tenia una orden de alejamiento, pocas horas después del juicio volvía a vivir con su agresor. Tenerife: el marido hiere a cuchilladas gravemente a su mujer; no existía denuncia alguna. Gijón: una mujer asesinada a cuchilladas por su marido; no existía denuncia alguna. En pocos días dos asesinatos y una herida grave.
¿Fue atendida social y psicológicamente la mujer asesinada en Alicante tras ser admitida su denuncia? Es un derecho que la ley reconoce a la mujer. ¿Esa atención psicológica y social hubiera evitado el asesinato? Porque a la mujer se le debe explicar el riesgo que corre tras la denuncia. Los derechos están para ser llevado a la práctica. Y la atención a la victima es el verdadero centro de la ley.
En Gijón y Tenerife no existían denuncias. He dicho hasta cansarme que poner el acento casi exclusivamente en la denuncia no solamente no ayuda, sino que en muchos casos retrae. La mujer victima de violencia de género debe saber que se le atenderá convenientemente, que se pondrán en marcha todos los mecanismos legales para lograr que recupere su libertad y dignidad. La mujer victima de violencia de genero debe saber que la denuncia es el primer paso y no el ultimo, que la ley persigue, no solamente el castigo penal del agresor, sino la recuperación de la mujer.
Y un asesinato de violencia de género suele ser, con casi certeza, el punto final de una conducta de dominación por parte del hombre. Y la mujer, victima de violencia de género, paradójicamente, se autoconvence que el mejor modo de evitar males mayores callar y tolerar.
Y esos actos continuos de violencia de género suelen manifestarse en el entorno mas próximo de la mujer. Debemos formar a la sociedad para que conozcan mejor la realidad de la violencia de género y puedan ayudar a la mujer, también denunciar. Pero facilitando la denuncia, poniendo medios para que los ciudadanos consulten y reciban consejos de que hacer y como actuar. Los Servicios Sociales deben mejor su atención.

 

       Solamente 2 de las 22 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejes       –quizás 23 tras la última muerte en Alicante-  habían presentado una denuncia por violencia de género. No hay que olvidar que solamente el 33% de las mujeres asesinadas en los años anteriores habían denunciado. ¿Qué esta ocurriendo? ¿Qué esta ocurriendo?  Me estoy refiriendo a ese silencio de las victimas.

    Debemos tener en cuenta, asi suele suceder, que el asesinato machista no es un acto aislado, sino el final de una conducta machista con diferentes actos ¿Por qué la mujer no se decide a presentar una denuncia para, entre otras cosas, pedir protección? Y no es solamente el no considerar, por parte de la mujer, el riesgo de una muerte. Hay mas razones para ese silencio.

     ¿Desconfianza en la acción de la Justicia? En muchas mujeres existe esa desconfianza. Desconfianza en que las medidas de protección no van a ser eficaces. Pero sobre todo desconfianza en que la Justicia no va a ser capaz de resolver su verdadero problema vital: la recuperación de su dignidad y libertad. Pero sabe, o intuye, que la Justicia va a  señalar   como y que medios. La mujer –lo sabe- que lo que ella piensa, que las decisiones que en su interior pide y quiere, no van a ser tenidas en cuenta, en muchos casos, por la acción de la Justicia. Y permanece en silencio, con el riesgo que ello comporta.

    ¿Por qué esa insistencia en resolver el problema con la denuncia? Estamos ante un delito publico, de acuerdo. Estamos ante algo que la Justicia debe perseguir y juzgar, por supuesto. ¿Recibe la mujer asesoramiento y asistencia social y psicológica cuando acude a presentar la denuncia con mucha dudas en su interior para ese acto? O denuncia, o no se le ayudara eficazmente para recuperar su vida.

    ¿Por qué no se atiende  a la mujer  aunque no acabe de presentar la denuncia por sus temores y duda? Si se percibe un riesgo objetivo, se deberá iniciar el proceso judicial. ¿Si no se percibe ese riesgo? ¿Acaso no se podrían poner en marcha todo tipo  de ayuda, por ejemplo a través de los Servicios Sociales? ¿Acaso no se debería apoyar a la mujer y prepararla para que tome una decisión firme ante la denuncia?

    Cierto es, y lo ha recordado la ministra se Sanidad e Igualdad, que el silencio de la sociedad es cómplice del delito. ¿Por qué no se facilitan medios a los ciudadanos para que pidan ayuda para mujeres de las que conocen el maltrato sin que el unico paso factible sea la denuncia?

     ¡O cambiamos el chip, o no avanzaremos!

JOSE-ANTONIO BURRIEL

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.