JUECES Y RESPONSABILIDADES

marzo 29, 2008

 

      Donde hay patrón, no manda marinero. Es el dicho popular, y así es. Y el impresentable juez de Sevilla –dicho con respeto pero con todas las letras- trata de justificar su irresponsabilidad en el cumplimiento de su deber –juzgar y hacer cumplir lo juzgado- acusando a los funcionarios, sobre todo a una de  ellas, de no haber puesto a buen recaudo al pederasta de Huelva condenado por sentencia firme a ingresar en prisión. Donde hay patrón no manda marinero.

      El impresentable juez demuestra con sus declaraciones exculpatorias que carece de las mínimas cualidades para seguir ejerciendo en la Administración de Justicia, Inspecciones las que haga falta, pero… ¡hay que hacer rodar cabezas! No hacerlo, no llevar las irresponsabilidades hasta sus últimas consecuencias supondría un pitorreo para la sociedad.

      No voy a entrar en el tema de los habituales retrasos y dilaciones –en el caso que nos ocupa, la diligencia debía pudo evitar una trágica muerte-, pero si en la absoluta necesidad de terminar con los “reinos de taifas” en que algunos jueces han convertido su “territorio” de actuación: aquí mando y, hago lo que creo oportuno y, si cometo un error, la culpa es de los funcionarios, de la falta de medios, de la política, Donde hay patrón no manda marinero.

      ¿Cuantas sentencias sin ejecutar existen en Valencia, por ejemplo?  No existe Justicia si no se cumple lo sentenciado, lo demás son pamplinas. Eso si hablamos de las ejecuciones de las sentencias. Otrosi, por emplear la terminología jurídica, en lo referente a las comunicaciones, es decir, a la transversalidad de los actos judiciales. ¿Tiene sentido que el pederasta de Huelva firme en un Juzgado y, al mismo tiempo, este requerido por otro? Se entiende la incomunicación o sus dificultades cuando los escritos se trasmitían a galope de caballo; pero estamos en la era de la comunicación, en la era de la informática. ¡Increíble que los escritos o no lleguen o lleguen con retraso!

      Todo el mundo –gobierno y Consejo Judicial- andan revueltos ante el lamentable caso del pederasta de Huelva. Por favor, que no se reduzca todo a inspecciones, declaraciones y otras mandangas. ¡Las responsabilidades tienen que llegar a sus últimas consecuencias, y si un juez ha demostrado su irresponsabilidad, pues…a engrosar la lista de parados, además de la sanción correspondiente!

  JOSE ANTONIO BURRIEL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: