MAS SOBRE LAS DENUNICAS FALSAS

diciembre 1, 2010

Durante los días 18 al 20 de octubre de 2010, se ha desarrollado un seminario, organizado por Consejo General del Poder Judicial, con la participación de 50 jueces y magistrados de Violencia sobre la Mujer
Se han publicado las conclusiones de dicho seminario, en el que se ha hecho balance de los cinco años de funcionamiento de los juzgados de violencia sobre la mujer.
Muchos temas interesantes en esas conclusiones- Me he detenido en el tema de las denuncias falsas. Y lo he hecho por la constate campaña por parte de determinadas asociaciones acerca de las denuncias falsas. Un campaña que insiste en la falsedad de las denuncias. Una campaña que pretende trasladar a la sociedad una idea errónea de la violencia de género.
Y nada mejor que transcribir las conclusiones acerca de este tema. Contra lo que dicen algunos, mas conveniente es escuchar el criterio de los Jueces especializados.
“No hemos querido dejar de hacer una reflexión acerca de la polémica social relativa a las “denuncias falsas” y a si se respetan suficientemente los derechos de los imputados por alguno de estos delitos.
Sin desconocer que en éste, como en cualquier otro ámbito, alguien puede mentir en juicio o acusar o denunciar falsamente a otro, en este caso a su pareja, para perjudicarle, no se ha detectado en la actividad jurisdiccional de los JVM una especial incidencia en este ámbito de supuestos de denuncias falsas.
Por algunos compañeros se hace referencia a la existencia de eventuales denuncias que resultan coetáneas o paralelas al procedimiento civil, pero que no tienen por qué ser falsas, ni buscar una posición de ventaja en el procedimiento de familia, sino que derivan de que, una vez producido el conflicto familiar, la mujer se cuestiona lo que ha sido su vida junto a su pareja y se siente maltratada psicológicamente, porque hace balance de la postergación, de la sumisión, de las humillaciones y vejaciones reiteradas que ha podido sufrir a lo largo de toda su vida junto a esa pareja, y entonces, y sólo entonces, se plantea denunciarle.
En todo caso, no puede obviarse que se trata de delitos de muy difícil acreditación, cuando se producen en la intimidad y no permiten una adecuada constatación externa y objetiva. Al mismo tiempo, las denuncias pueden sustentarse en apreciaciones subjetivas que la
denunciante perciba como manifestaciones de maltrato psicológico en las que no se advierta, sin embargo, una clara o verdadera relevancia penal.
En todo caso, lo que no existe, en ningún aspecto, es diferencia alguna en el respeto de las garantías de los derechos del imputado en las causas penales seguidas por delitos derivados de la violencia de género respecto de las seguidas por otro tipo de delitos o faltas.
La práctica diaria de los JVM permite señalar que no se constata la existencia de denuncias falsas determinantes de la incoación de procedimientos derivados de Violencia sobre la Mujer.
Las dificultades en la acreditación de este tipo de delitos y las propias circunstancias personales de las víctimas determinan que en muchos casos se produzca el sobreseimiento durante la propia instrucción, sin que ello implique la falsedad o la mendacidad de las denuncias que determinaron su incoación”

JOSE-ANTONIO BURRIEL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: